La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) se opone a las propuesta del Gobierno de subir la cotización de base mínima.

El Gobierno, apoyado en la medida para subir el salario mínimo interprofesional (SMI), defiende la subida de una base mínima que implicaría un gasto anual añadido de 260 euros, una cifra que la ATA considera inasumible para los autónomos.

La ATA propone un máximo de subida de la base mínima del 1,5% para 2019. Además de proponer una cuota reducida para aquellos autónomos que no lleguen al SMI anual.

¿Qué piensan los autónomos?

Según las recientes encuestas, el 80% de los autónomos rechaza una subida en las cotizaciones, más de la mitad porque no podría hacerle frente.

La ATA propone al gobierno tres propuestas de subida de cotización: Si la subida de la base mínima va a ser de 1,5% el tipo de cotización tendrá que ser de un 29,8%. Si va a ser de un 1%, entonces el tipo será del 30% mientras que si se decide congelar la subida de la base mínima el tipo inicial será de 30,3% para 2019, 30,6% para 2020 y 30,9% para el 2021.

Cotizaciones que en ningún caso superarían los 60 euros anuales, que incluirían las pensiones, las bajas y los ceses de actividad.

Propuesta de la cuota reducida

Para la ATA aquellos autónomos que no llegasen al SMI pagarían una cuota reducida de 55 euros para quienes facturen hasta 6.000 euros. 75 para ingresos entre 6.001 y 8.000 euros y de 125 para facturaciones por encima de los 10.001 euros hasta los 12.600.