El próximo 5 de noviembre conoceremos el fallo definitivo del Tribunal Supremo. La sala acordará en el pleno de ese mismo día el resultado del impuesto de actos jurídicos documentados en la firma de las hipotecas.

En los dos fallos anteriores la sentencia del alto tribunal concluyó que el prestatario no es el sujeto pasivo del gravamen. El sujeto pasivo es la entidad que presta el dinero. Así se anula el artículo del reglamento sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

Hasta dentro de dos semanas la revisión de este fallo queda paralizada.

RECURSOS PENDIENTES

Los magistrados han expuesto que por razones de coherencia quedan por tratar otros cinco recursos idénticos al impuesto de hipotecas. Se trata de cinco promociones inmobiliarias distintas de la localidad de Madrid. No se conoce fecha para la revisión de estos cinco nuevos fallos. Pero tendrán que ser tratados y resueltos más adelante.