Según Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, los autónomos que cotizan por la base mínima tendrán que pagar unos 420€ más al año a la Seguridad Social con la subida del salario mínimo interprofesional.

Los 1,7 millones de autónomos que cotizan por base mínima tendrán que pagar unos 12.600€ al año en 14 pagas.

Así los autónomos que pagaban 277,9€ al mes ahora tendrán que pagar 312,9€ ya que en lugar de pagar por 932,79€ tendrán que cotizar por unos 1.050€ mensuales.

La aplicación de esta reforma entrará en vigor a partir del día 1 de enero del 2019. A partir de entonces cerca de un 85% de los autónomos sufrirán una subida del 12,5%de la base mínima del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Las preocupaciones que generan esta medida ponen encima de la mesa la posibilidad de que los autónomos opten por una economía sumergida. Esto es lo que presenta Lorenzo Amor como posibilidad si no se limitan las cuotas reducidas para aquellos autónomos que no lleguen al salario mínimo.